Ajax

Posiblemente, si te hablamos del Asynchronous JavaScrip And XML, no tengas ni la menor idea de a que estamos haciendo referencia (a no ser que seas un apasionado de la tecnología), pero si utilizamos su acrónimo más conocido, AJAX, seguramente te suene algo más su nombre, aunque no lo relaciones con su función concreta.

¿Qué es AJAX?    

Es un sistema de desarrollo, que permite crear aplicaciones web de forma interactivas (lo que se conoce técnicamente como RIA). A diferencia de otros sistemas, las aplicaciones que se desarrollan con AJAX, se ejecutan en el navegador de aquel que las ejecuta. ¿Qué quiere decir esto? Que una vez que se ha cerrado la sesión, no se queda ejecutándose en segundo plano y que es posible trabajar con ellas, sin que sea necesario tener que estar recargando la página para ver los cambios que se van produciendo.

El nacimiento de AJAX

Aunque oficialmente el nombre de AJAX se utiliza desde el año 2005, existe una intrahistoria muy rica, que se retrotrae una década. Todo comenzó cuando Microsoft decidió desarrollar el Scripting Remoto. Una técnica que ya había sido intentada poner en marcha a principio de los noventa, pero que fue dejada de lado para concentrarse en otras opciones mucho más interesantes.

Recuperada a principios del 2000 para darle una mayor fluidez al servidor de Microsoft Exchange, el Scripting Remote, comenzó a ser utilizado para pequeños grupos de noticias, pasando por blogs y finalmente integrándose en los diversos navegadores webs más conocidos.

Problemas que tiene el uso de AJAX

A pesar de que proporciona una velocidad mucho mayor que el resto de sus competidores, AJAX tiene algunas desventajas que no afectan excesivamente a los desarrolladores. Uno de estos pequeños inconvenientes, se encuentra en que no se registran automáticamente las peticiones que se realizan, al no producirse esto el cambio no se refleja en el historial de nuestro navegador, lo cual hace que la pagina no regrese al estado anterior que más les interesaba. Algo que es fácilmente solucionable con el uso de IFrames.

Otro gran problema que AJAX tiene, es que algunos de los motores de búsqueda de los buscadores más importantes, pasar por alto JavaScript. Un olvido, que deja a la página sin las valiosas estadísticas que tanto necesita para saber si está siendo utilizada por los usuario, como se comporta al utilizarla y lo que es más importante, cuanto tiempo pasa haciendo uso de ella.

Y por último, pero no por ello menos importante, en ocasiones también puede provocar, que los servidores en los que se encuentren alojada una determinada página web terminen sobrecargándose, provocando que la página no se ejecute correctamente o lo que es peor, que se quede totalmente colapsada.

Donde usamos AJAX habitualmente

Hay una enorme cantidad de servicios que utilizan AJAX para ser mucho más rápidos y que respondan mucho mejor a lo que los usuarios demandan de ellos. Hacer una lista de todos ellos, sería una tarea casi imposible, pero, como no queremos dejaros con esta curiosidad, hablaremos de forma muy breve sobre ello.

Utilizamos AJAX de forma habitual, en cualquiera de  los dispositivos que usamos para comunicarnos, trabajar o pasar nuestro tiempo de ocio digital, ya que, los principales navegadores que tenemos instalados como Mozilla Firefox, Chrome, Safari  e incluso Opera, funcionan usando sistemas que tienen como base a AJAX.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *