Para que sirve Ajax

Si eres lector habitual de alguna revista de informática, seguramente te hayas cruzado en muchas ocasiones con artículos dedicados a AJAX o pequeños apartados en los que se hablaba de alguna de sus últimas novedades. ¿No has sentido ningún tipo de curiosidad por ellos? Posiblemente, será porque desconozcas que es exactamente AJAX y para qué sirve.

¿Para qué sirve AJAX?

Hace algunos años, cuando todavía se accedía a Internet con módems de 56k, la carga de algunas páginas web, era un proceso tan lento y tedioso, que podía llegar a desesperar hasta al ser con más paciencia de la Tierra. Una lentitud, de la que vino a salvarnos AJAX, una tecnología que nació con la vocación de hacer nuestra vida mucho más rápida, utilizando un protocolo que va enviando pequeños paquetes de datos en segundo plano. Usando AJAX, ya no hace falta que la página escorts barcelona se vuelva a cargar para acceder a una determinada parte de ella, ahora se puede ir un lado a otro, sin que se pierda ni un ápice de la velocidad de la web.

¿Qué ventajas e inconvenientes este tipo de tecnología?

Como ya hemos dicho con anterioridad, la ventaja principal que tiene Ajax, es que con ella, no hay que darle al botón de refrescar para ver cosas como por ejemplo, el archivo de antiguos archivos de una web o que es lo que hay publicado en una determinada sección. Otras ventajas que tiene son:

Al establecerse unas comunicaciones mucho más fluidas el usuario no tiene que sufrir ninguna demora, puede continuar disfrutando del contenido, sin que este se detenga, ni tenga demoras que sean perceptibles

Los cambios que se realizan, se pueden ver acto seguido, sin que se creen procesos de carga innecesarios, ni se sobrecargue el navegador con un sinfín de páginas web que muestren los diferentes pasos que se han dado.

Pero no todo lo que tiene AJAX es bueno, ya que también posee una serie de inconvenientes, como por ejemplo:

Se puede dejar al usuario, sin funciones a las que está más que acostumbrado a ver en las páginas web que lleva utilizando desde hace años. ¿Qué tipo de funciones? Las que hacen que se muestre la página siguiente o anterior a la que se está viendo en esos momento o la posibilidad de incluir la página en los favoritos del navegador.

Desarrollar aplicaciones web, se convierte en un proceso algo más complejo. ¿Por qué? Porque lo que anteriormente aparecía en varias partes bien diferenciadas, ahora tan solo se ve en un solo lugar. Por ello alguien inexperto, puede llegar a volverse loco, ya que hay que estar muy atento para observar que es lo que ha cambiado en el código. Es esta la razón, que hace que en sitios de gran tamaño, sea bastante complicado encontrar que es lo que está fallando y arreglar el error.

Al ser algo tan maleable, es posible que los hackers consigan encontrar pequeños fallos de seguridad y modificar la página web a su antojo.

Los motores de búsqueda tienen problemas para reconocer las páginas web, lo que repercute negativamente en el posicionamiento e impide que la gente pueda encontrar fácilmente nuestra web. Un pequeño fallo, que Google ya ha subsanado, pero continúa sucediendo en el resto los buscadores.

Conociendo todos estos datos, ¿es bueno usar AJAX o malo? Como todo, si se usa con los suficientes conocimientos, puede convertirse en un gran aliado.    

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *